Ayelén Portaluppi
Por Ayelén Portaluppi
[email protected]

La empresa colombiana se estableció formalmente en 2019, pero hace ya más de 10 años que trabajan en este proyecto. Para averiguar qué incidencia tiene una maquina eólica en un motor eléctrico comenzaron a armar prototipos a pequeña escala con ventiladores.

Actualmente se encuentran en proceso de construcción de un laboratorio de choques para terminar el desarrollo y de venta de acciones de la empresa para conseguir financiamiento. Los prototipos de autos de Eolo Motors son una realidad.

Se proyecta la llegada al mercado en el 2023 e iniciar una fase de pre-venta en 2022 que marque el volumen de producción requerido.

La marca aspira a ofrecer vehículos de diferentes tamaños que presten soluciones a los problemas de movilidad que se presenten de manera sustentable.

Javier Roldan, CEO de Eolo Motors, en conversación con Gastón Fenés en las redes de Portal Movilidad, indicó que al momento tienen 150 personas interesadas en acompañarlos económicamente a pesar de la situación.

Roldán comentó que, además de los autos, empezarán con bicicletas eléctricas: “Pensamos en vehículos de bajo costo que podamos insertar en el mercado de forma temprana y que vayan abonando el camino para lo demás”.

“El auto más grande que queremos diseñar lo pensamos de 4 puertas para que pueda ser usado en servicios de taxi, por ejemplo”, confirmó frente a la consulta de un seguidor en la transmisión.

Sobre la inserción en el mercado, la preferencia es la venta online, aunque la reglamentación colombiana exige que haya un concesionario de por medio. De igual manera, no pierden las esperanzas en que la ley cambie.

En este sentido, consideró: “Los modelos más pequeños podemos comercializarlos, para los más grandes necesitamos un concesionario de intermediario, pero esperamos que cambie más adelante. En otros países están quitando esa figura y es posible que Colombia se sume, dependerá de quién esté gobernando”.

El eje de toda decisión que se tome en este proceso es la seguridad del vehículo que, en palabras del CEO, es lo que los diferencia.

“Queremos que la seguridad sea lo primero, seguido por el desempeño, la comodidad, la ergonomía y luego la estética. Si tenemos dos formas muy bonitas en discusión, pero una da más seguridad, nos quedamos con esa”, explicó.

Un fabricante de nivel internacional que invierte 50 millones de dólares en el lanzamiento de un nuevo modelo también tarda entre 5 y 8 años de trabajo. El punto en común es la demora de las pruebas y, de acuerdo a la visión de Roldán, presenta una ventaja para compañías pequeñas.

“Las decisiones se toman entre menos personas y fluye más. Como no estamos en alta producción tenemos la ventaja de aprender de cada auto y si pasa algo podemos revisarlo, arreglarlo y volverlo a mandar”, señaló.

En torno a los montos necesarios para llevar adelante un proyecto como este, manifestó: “El costo más alto es el personal. El único detalle es que, al menos en Colombia, no hay personal especializado”.

“En Europa se contrata a alguien por una millonada y te lo resuelve. Aquí es contratar a alguien que tenga ganas de aprender, trabajar y que quiera crecer con nosotros. Si uno tiene un equipo apasionado las ideas empiezan a fluir”, destacó.

 

Volver al Home

Buscador

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages