España matriculó 83 mil autos eléctricos en el año 2021, de los cuales 39.675 fueron a batería y los restantes híbridos enchufables.

Si bien son números alentadores, estas ventas representan un 4% del mercado de la automoción en España, mientras que en Europa la media es del 10%.

En parte, se debe a que la limitada cantidad de puntos de carga hace dificultosa el uso del coche eléctrico. Italia triplica la demanda española. Otros países como Francia y Reino Unido, la septuplican. Y en otra realidad se encuentran Noruega y Suecia, que mantienen ventas del 72% y 45%, respectivamente.

España no es el eslabón más bajo de la Unión Europea, ya que por debajo se encuentran Portugal y Polonia. Aún aún así tiene muchos por delante.

En sintonía, lo que también se encuentra en niveles inferiores a la media europea es la infraestructura de los cargadores. España sólo cuenta con 12.702 enchufes, según la última actualización de enero. Lo que significa 245 puntos de recarga por cada millón de habitantes. 

La media europea es de 573 por cada millón de habitantes. Alemania está en 567 y Francia en 686, por ejemplo. Lejos y en imposible comparación está Países Bajos con 4706 por cada millón y Noruega con 3588.

En ese sentido, la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC) y la patronal de los concesionarios (Faconauto) presentaron, en inicios de este año, el Mapa de Despliegue de Puntos de Recarga de Acceso Público Para Vehículos Electrificados.

La ambiciosa iniciativa ve como imprescindible un mínimo de 340 mil puntos públicos para en 2030 alcanzar los tres millones de coches.

ANFAC marca que el mercado actual debería tener unos 28 mil enchufes para que sea viable la demanda de coches eléctricos que tiene España.

Falta velocidad

Otro punto en contra, es que de los 12 mil puntos instalados un 83% son de carga lenta (22 kWh), lo que provoca que el coche necesite de más de tres horas para completar la batería.

El desafío es avanzar con una red de recarga con tecnologías superior a 250 kWh, pero aún son escasean y se encuentran distribuídos de forma poco equilibrada. 

Por caso, la ruta A-66 dispone de 6 enchufes de 250 kWh. Por el contrario, en los 600 kilómetros que separan Madrid de La Coruña por la A-6 no hay ningún punto de carga de este tipo. También una multitud de provincias carecen de este recurso. 

Desde el punto de vista de José Antonio Blanco, Socio Fundador de Metys, las ventas de los coches “se ven limitadas por la cantidad de puntos de carga” que hace que “la tenencia de uno sea incómoda” para el comprador.

La molestia surge, por ejemplo, de que muchos de los pueblos que son frecuentados por los españoles en salidas de fin de semana no cuentan con cargadores de gran y baja potencia.

El experto explica que instalar enchufes para un pequeño municipio consta de una gran inversión que resulta poco rentable en el corto plazo por la poca cantidad de vehículos eléctricos circulando en España. 

El riesgo de los fabricantes

En este contexto, Blanco advierte que los fabricantes podrían migrar hacia otros países dónde la demanda de vehículos eléctricos aumenta a mayor velocidad. “No van a quedarse en el país”, alerta.

Es por eso que el hombre de Metys sostiene que debe haber “una planificación por parte del Estado”, como lo es el PERTE, el proyecto que pondrá más de tres mil millones de euros para agilizarel crecimiento del mercado.

Cabe destacar que el Perte financiará tres grandes grupos, importantes para revertir la problemática: 

  • Bloques industriales de carácter obligatorio: serán principalmente ayudas a la fabricación de equipos originales y ensamblaje, baterías o pilas de hidrógeno y otros componentes esenciales adaptados al vehículo eléctrico y conectado.
  • Bloques de carácter adicional, complementarios a los obligatorios: incluye la fabricación de componentes del vehículo inteligente, la conectividad del vehículo eléctrico y la fabricación de sistemas de recarga.
  • Bloques transversales de carácter obligatorio: está centrado en el avance del plan de economía circular, el plan de digitalización y el plan de formación y reciclaje profesional, todas actividades destinadas a formar parte de la actividad rutinaria de las plantas españolas.

 

Volver al Home

Buscador

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Search in posts

Buscador

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Search in posts

Suscríbete al Newsletter

Suscríbete para recibir novedades, ofertas especiales, noticias tecnológicas e invitaciones a nuestros exclusivos eventos.

Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Paises

Paises

Suscríbete al Newsletter

Suscríbete para recibir novedades, ofertas especiales, noticias tecnológicas e invitaciones a nuestros exclusivos eventos.

Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Paises

Paises

Suscríbete al Newsletter

Suscríbete para recibir novedades, ofertas especiales, noticias tecnológicas e invitaciones a nuestros exclusivos eventos.

Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Paises

Paises

Suscríbete al Newsletter

Suscríbete para recibir novedades, ofertas especiales, noticias tecnológicas e invitaciones a nuestros exclusivos eventos.

Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Paises

Paises

Buscador

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Search in posts