Diego Cosentino
Por Diego Cosentino
[email protected]

A raíz de la pandemia se ha producido un crecimiento exponencial de los servicios de e-commerce, impulsando la necesidad de mejora en la logística.

El creciente comercio a través de internet y los servicios de entrega flexible no sólo han aumentado la congestión vehicular en los centros urbanos, sino también las emisiones en las áreas urbanas.

Esta situación junto al aumento de población donde se concentran mayores entregas de paquetes, obligan a una continua optimización del proceso de planificación de rutas a fin de maximizar la eficiencia con el objetivo de mejorar la operatividad, rentabilidad del proceso y por sobre todo minimizar el impacto ambiental de la actividad.

Lógicamente dicho crecimiento sostenido implica una mayor utilización de vehículos para el cumplimiento de las entregas en tiempo y forma., y es allí donde existe la oportunidad de impulsar gradualmente la operación hacia flotas cero emisiones.

Existen varios ejemplos, como ser el caso de Amazon y su alianza con Mercedes Benz para la utilización de  vans  eléctricas que ofrecen una autonomía de 185 kilómetros con una capacidad de carga de casi 900 kilogramos para la entrega de encomiendas para la primer milla, con planes de extender la electrificación al transporte de última milla. Mismo modelo que están adaptando distintas empresas de courrier internacional, entre otros sectores.

Bajo este concepto, que busca reducir el impacto ambiental y aumentar la eficiencia operativa, vemos circulando en diferentes ciudades de Latinoamerica, vehículos homologados de carga categoría L7, triciclos eléctricos y con asistencia por pedaleo, e-bikes, motocargos y scooter eléctricos, como así también pruebas pilotos con robots mensajeros como es en el caso de la ciudad de Medellín.

Al margen de cuestiones ambientales, este tipo de vehículos permiten tener mayor eficiencia en sus costos, posibilitando una disminución en los cargos por entrega, los cuales aún son elevados en varios países de la región.

Por otro lado el comercio electrónico evita, en cierta medida, que las personas se desplacen a realizar sus compras, reduciendo el uso de vehículos particulares.

Evaluar los beneficios y desafíos para los ecosistemas de transportes de mercancías de última milla son necesarios para distinguir entre las diferentes redes de entrega, segmentos y tipos de vehículos., ya sea por sus dimensiones, peso y distancias a recorrer.

En conclusión,  es necesario que los servicios de entrega que involucran un alto impacto en los traslados y por consiguiente en la emisión de CO2, sean cada vez más sostenibles en sus repartos y entregas.

En ese sentido centros logísticos de abastecimiento y distribución se van adaptando a las nuevas necesidades, donde además es posible integrar datos a través de la digitalización para que el servicio de última milla sea lo más eficiente posible.

Crecimiento de entregas por e-commerce en distintos países de LATAM. Período COVID-19 (24/02 al 03/05/2020 – 2 meses ) vs. mismo período en 2019. Fuente Mercado Libre

Volver al Home

Suscríbete al Newsletter

Suscríbete para recibir novedades, ofertas especiales, noticias tecnológicas e invitaciones a nuestros exclusivos eventos.

Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Paises

Buscador

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Buscador