La XXVI Cumbre por el Cambio Climático celebrada los pasados días dejó una cantidad de acuerdos a los que España se adhirió. El evento finalizó con el Pacto Climático de Glasgow que indica que el objetivo de los 1,5°C aún puede alcanzarse si todos los países se esfuerzan por ello.

Desde el 31 de octubre hasta el 12 de noviembre, el país participó de las negociaciones entre naciones dejando su firma en acuerdos entre los que se destacan temáticas como la transición desde combustibles fósiles, el transporte marítimo y terrestre.

En primer lugar, España fue uno de los 196 países en unirse al Pacto de Glasgow, en el cual se comprometieron a reducir las emisiones para fines del 2022, con la vista puesta en el 2030.

Después de la discusión que plantearon China e India, donde solicitaron el cambio de “eliminar” las emisiones por “reducir gradualmente”, se cerró el trato y se anunció que el objetivo de limitar la temperatura global a 1,5°C sigue vigente.

“Es un paso adelante significativo que confirma el compromiso valiente de lograr una reducción de emisiones compatible con los escenarios del IPCC”, manifestó Teresa Ribera, cabeza del grupo negociador y Ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Por otro lado, 39 naciones se sumaron al “apoyo público internacional para la transición a energías limpias” fue la presidida por Pedro Sánchez.

El objetivo de este es dejar de apoyar la producción de combustibles fósiles como el carbón, el petróleo y el gas para el 2022 y que todos los fondos que actualmente se destinan a ellos, se orienten hacia el fomento de energías más limpias, las cuales pueden utilizarse en el transporte.

Con respecto a este tema, el equipo negociador encabezado por Teresa Ribera se animó a más y también firmó la llamada “Declaración de transición global del carbón a la energía limpia”.

Al señalar que la generación de energía a base de carbón es la principal causa del aumento de la temperatura global, reconocemos el imperativo de ampliar urgentemente el despliegue de energía limpia para acelerar la transición energética”, indica el documento.

La nación también se comprometió con la “Declaración de Clydebank para corredores marítimos ecológicos”, el cual asume la necesidad de los buques y otros medios de transporte acuáticos de reducir los gases de efecto invernadero.

A su vez, también firmó la “Coalición Internacional de la Ambición Climática de la Aviación” que se compromete, entre otros puntos, a trabajar para aminorar las emisiones de CO2 en la aviación para 2050 para aportar al cumplimiento del Acuerdo de París.

En este último, se menciona la responsabilidad de desarrollar combustibles sostenibles para este tipo de transportes, desplegar nuevas tecnologías de aeronaves que generen bajas y, de ser posible, cero emisiones de carbono. 

Mientras tanto, España también está dentro de los 141 países que se involucró con la deforestación con la “Declaración de los Líderes de Glasgow sobre los bosques y el uso de la tierra”.

En ella, los gobernantes se hicieron responsables del trabajo en conjunto que deben realizar para “detener y revertir la pérdida de bosques y la degradación de la tierra para 2030”.

Por otro parte, Pedro Sánchez anunció en los primeros días de la Cumbre que España incrementaría un 50% su aporte al Fondo Verde del Clima y que brindará el 20% se sus derechos especiales de giro a países menos desarrollados.

“Hay que cerrar las brechas que se visualizan en términos climáticos y demostrar que se están cumpliendo los objetivos del Acuerdo de París firmado en la COP21, ya que supone un punto de medición y reporte de los objetivos comprometidos”, mencionó el presidente.

Además, la Fundación Economía y Desarrollo (ECODES) realizó una primera valoración de la COP26 y por las iniciativas adhirió en un apartado: “Felicitamos al gobierno de España por su compromiso adicional”.

España dijo “no” al acuerdo sobre Emisiones Cero de Vehículos

En la jornada destinada específicamente al sector transporte, el Reino Unido y los Países Bajos presentaron declaraciones para llegar, cada uno, a un acuerdo para acelerar la transición hacia una movilidad sostenible.

La propuesta británica apunta a las cero emisiones en la movilidad en general, mientras la neerlandesa fue con un objetivo para la carga pesada, pero España eligió apartarse de ambas ya que respeta su propia Ley de Cambio Climático y aguarda un aviso de la Comisión Europea.

“Aún sabiendo que lo que en estos momentos tenemos pendiente de negociación es la propuesta de la comisión de acabar con los motores a combustión para el año 2035, queremos respetar ese marco europeo de discusión”, expresó Ribera en exclusiva para Portal Movilidad.

Además, planteó que la fecha establecida por el gobierno español es el 2040 para llegar a las cero emisiones, aunque esta podría adelantarse si así lo establece el Consejo Europeo.

Por otra parte, una gran crítica que el país recibió en la COP26 fue el rechazo a la BOGA (Beyond Oil Gas Alliance) que establece la eliminación de los combustibles fósiles.

Automotrices con presencia en España también firmaron acuerdos

De las mencionadas declaraciones de Emisiones Cero en Vehículos no sólo participaron países sino también ciudades, estados, compañías, automotrices y otros actores del sector.

Así, los grandes Ford, Mercedes Benz AG, General Motors, Land Rover España, Tata Motors y Volvo Group se sumaron a la iniciativa que pone fin a la venta de coches a combustión en los principales mercados para el 2035 y en el mundo para 2040.

Volvo, sin embargo, había anunciado acciones para acelerar la transición hacia la movilidad sostenible y reducir las emisiones. Entonces, para el 2025 estima que un 50% de las ventas sean de vehículos completamente eléctricos, para llegar al 2030 con el 100%.

Por otro lado, otros importantes actores del sector automotriz español no impusieron su firma en el acuerdo. Se trata de Volkswagen, BMW, Toyota, Nissan, Renault, Hyundai y Kia. 

La ausencia tendría que ver con la falta de tiempo para crear e implementar un plan para desarrollar, y algunos de ellos advirtieron sobre la necesidad de conseguir materia prima, insumos y fuente de energía.

Amalia Leguízamo
Amalia Leguízamo

Volver al Home

Suscríbete al Newsletter

Suscríbete para recibir novedades, ofertas especiales, noticias tecnológicas e invitaciones a nuestros exclusivos eventos.

Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Paises

INSCRIPCIÓN SIN COSTO

Buscador

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Buscador

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Suscríbete al Newsletter

Suscríbete para recibir novedades, ofertas especiales, noticias tecnológicas e invitaciones a nuestros exclusivos eventos.

Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Paises

Suscríbete al Newsletter

Suscríbete para recibir novedades, ofertas especiales, noticias tecnológicas e invitaciones a nuestros exclusivos eventos.

Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Paises

Suscríbete al Newsletter

Suscríbete para recibir novedades, ofertas especiales, noticias tecnológicas e invitaciones a nuestros exclusivos eventos.

Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Paises

Suscríbete al Newsletter

Suscríbete para recibir novedades, ofertas especiales, noticias tecnológicas e invitaciones a nuestros exclusivos eventos.

Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Paises

INSCRIPCIÓN SIN COSTO