Gaston Fenes
Por Gaston Fenes
[email protected]

¿Qué consultas reciben de los clientes?

Se interesan por sus metas corporativas de electrificación. Las ciudades quieren tener operaciones de transporte público libre de emisiones, silencioso y eficiente.

¿Luego de esa consulta se piensa un proyecto?

Lo primero es compartir una visión. Segundo hay que entender las operaciones que se necesitan para no sobre-invertir. Después se busca realizar un sondeo de mercado para saber cuáles son los productos que cumple con las necesidades del cliente.

Por último, hay que alcanzar una inversión de proyecto. De ahí nuestro enfoque en ofrecer un servicio de soluciones para capacidad de transporte.

¿Y cómo se plasma el acuerdo?

Normalmente son contratos de largo plazo donde todas esas inversiones no las hace el cliente, sino que las hace ENGIE, por un tiempo, y el cliente simplemente utiliza esa solución.

Esa capacidad de integrar los proyectos, desarrollar la estructura financiera y ofrecerlos como servicio es el enfoque de ENGIE.

¿Cuáles son los sectores que impulsan este tipo de demanda?

Donde uno ve paybacks más rápidos es en vehículos de reparto liviano. La razón es porque son de uso intensivo, y en términos de costo son más competitivos que los vehículos pesados. Además, tienen una vocación empresarial. A su vez es un uso intensivo pero no tan alto que implique un pack de baterías tan grande.

¿En cuánto tiempo se recupera una inversión?

El retorno puede estar entre dos a diez años aproximadamente, dependiendo del tipo de aplicaciones de transporte.

¿Esto acelera el interés del sector privado?

En países desarrollados hay un enfoque más fuerte en subsidiar. En Latinoamérica hay una vocación de que las cosas se auto-financien.

Entonces el sector público tiene que priorizar las intervenciones regulatorias para el despegue de la movilidad sostenible por parte de los privados.

¿Por ejemplo?

En el caso de vehículos de reparto, en México las regulaciones propias de las ciudades llevan a que los vehículos después de cierto tiempo no puedan circular tras cierto tiempo de antigüedad.

¿Existe una sinergia entre los distintos niveles del Estado para impulsar la movilidad eléctrica?

Por la gran cantidad de habitantes que tienen las grandes ciudades de México, existe una cultura que entiende la necesidad de un cambio hacia la electromovilidad. La jefa de gobierno de la Ciudad de México es doctora en ingeniería energética, lo cual en la administración pública ha originado un marco de innovación de políticas públicas que van en esa dirección.

¿Cuáles son las localidades más comprometidas?

México y Guadalajara son las ciudades más avanzadas con respecto a las tecnologías para manejar la congestión de transporte por su largo recorrido tratando el tema de contaminación.

¿Cómo visualiza el 2020?

El confinamiento por el COVID-19 llevó a acelerar la transición digital para pedidos a domilicio de mercancías y alimentos, y para trabajar remotamente.

Todo esto hizo que las ciudades se vean más limpias y descongestionadas en todo sentido. Nos quedó claro que no tenemos que desplazarnos para todo; pero también que aún cuando continuará la movilización de personas y bienes, esto no tiene que perjudicar per se el ambiente.

A corto plazo se visualiza un desarrollo las entregas de último tramo utilizando vehículos eléctricos. La cultura digital va de la mano de la electromovilidad.

México es un país exportador, tiene una industria automotriz fuerte, y es interés del gobierno generar una cadena productiva nacional alrededor de los vehículos eléctricos aprovechando la capacidad productiva existente. Es muy importante para la generación de empleos.

Jorge Suárez Velandia, Senior Manager de Engie México.

Volver al Home

Buscador

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages