Gaston Fenes
Por Gaston Fenes
[email protected]

¿Cuáles son las prioridades de gestión actualmente del área de movilidad eléctrica del INTI?

El departamento de Movilidad del INTI (que pertenece a la Subgerencia de Energía y Movilidad, de la Gerencia de Innovación y Desarrollo) se creó como un sector técnico de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i), con el fin de ayudar y fortalecer a las empresas, especialmente las PyMES y los emprendedores, que estén desarrollando diferentes aspectos de movilidad eléctrica y movilidad sustentable.

Nuestra prioridad es fomentar la movilidad eléctrica con una planificación de trabajos y proyectos que tendrán impacto positivo a corto, mediano y largo plazo, acompañando a programas gubernamentales, proponiendo nuevos nichos comerciales, ponderando la seguridad vehicular, el desarrollo de proveedores con fuerte integración nacional y la utilización de nuevas tecnologías.

¿Qué temas están trabajando?

En movilidad eléctrica, nuestro departamento desarrolla actualmente:

• La reconversión eléctrica automotriz (RETROFIT), con un programa de trabajo a diferentes escalas y según el tipo de vehículo (según se trate de motos, autos, camionetas o colectivos).

• El asesoramiento a empresas en diseño, cálculo, desarrollo de proveedores locales y gestiones integrales en vehículos del tipo de motos carrozadas (L6e y L7e).

• La integración con grupos vinculados a otras áreas de trabajo, como por ejemplo, en temas desarrollo de baterías, ensayos, y normativas, de gran importancia en la movilidad eléctrica en aspectos de seguridad, performance, disposición final, etc..entre otros temas…

La subgerencia ha diseñado un plan de integración de diversas áreas, con cadenas de desarrollos comunes, para la generación de energías renovables, la distribución, el almacenamiento (en baterías) y su impacto en aspectos vitales en una sociedad, como lo es la movilidad.

¿Han relevado las capacidades productivas sobre movilidad eléctrica que hay en el país?

Llevar un relevamiento de las capacidades productivas es un proceso dinámico y de revisión continua. Se van incorporando o reconvirtiendo nuevas empresas para la denominada “Movilidad Sustentable”, en carácter de proveedoras o desarrolladoras. Estamos pendientes de nuevos proyectos para colaborar, asesorar e incorporarlos a una futura red que estamos creando.

Si bien las fábricas y PyMEs son uno de los factores de relevamiento, otros de suma importancia los constituyen los laboratorios (cruciales para el desarrollo de este tipo de vehículos), como así también los programas que se organizan en las universidades, donde se preparan los futuros profesionales que trabajaran en estas nuevas tecnologías.

¿Qué aspectos se destacan?

Detectamos muchos factores positivos, como la capacidad técnica de las empresas argentinas, las ganas de incorporarse al sector, la voluntad de las empresas en innovar, pero sobretodo, la conciencia del impacto positivo en el ambiente que generaran los vehículos eléctricos. En un corto plazo, debemos realizar un cambio radical del paradigma de movilidad, priorizando el uso de vehículos más sustentables.

¿Hay experiencia?

En la Argentina esta gama de vehículos está tomando cada vez más presencia en el mercado. Por un lado, se ha reglamentado la fabricación y utilización mediante de vehículos eléctricos mediante el Decreto 32/2018, donde define las nuevas categorías y todo lo exigibles para la obtención de la Licencia de Configuración de Modelo (mecanismo de control de las condiciones de seguridad activa y pasiva).

Por otro lado, en un panorama empresarial, las grandes automotrices hace mucho tiempo que importan, vehículos full-electric o híbridos, porque hay una demanda creciente en la Argentina. También están los fabricantes nacionales, que son empresas y Pymes se sumaran a desarrollar vehículos eléctricos completos o con una gran cantidad de partes, piezas y conjuntos nacionales.

Además es importante de destacar que existen, la asociación AAVEA y la cámara CAVEA que son dos entidades de iniciativas privadas para generar un ámbito de acompañamiento, protección, difusión, discusión y de mejoras de las leyes, normativas, eventos.

Todo este combo de integración pública privada brinda un buen panorama para posicionar a la Argentina en todo lo referido a la Movilidad Eléctrica.

¿Hay interés del sector privado para instalar plantas de fabricación?

La pandemia cambio muchos planes en el corto y mediano plazo, pero siguen habiendo varias consultas que denotan planificaciones a largo plazo mostrando voluntad de incorporar plantas automotrices en la región.

¿En qué segmentos de vehículos eléctricos?

En segmentos de motos carrozadas, los llamados City car, (según Decreto 32/2018 categorías, L6e y L7e), es el sector que más consultas recibimos. Pero también hay mucho movimiento en empresas de motos, empresas de bicicletas con pedaleo asistido, y empresas de monopatines eléctricos.

¿Qué consultas reciben?

De todo tipo, normativo, de asesoramiento técnico y legal, gestiones integrales. Pero sobre todo en COLABORACION en los proyectos que tienen las empresas.

¿La industria automotriz está analizando desarrollar vehículos eléctricos en el país?

La industria automotriz, es importante, con más de 10 terminales automotrices en Argentina. Si consideramos en todos los segmentos desde motos, motos carrozadas, autos, camionetas y colectivos eléctricos, es mucho más amplio el sector.

Y más si consideramos la posibilidad de desarrollo y expansión territorial de empresas en Argentina en vehículos City car (motos carrozadas).

¿Reciben consultas por parte de las terminales?

El INTI siempre está en contacto con las terminales automotrices. El departamento de Movilidad, recibe varias consultas.

¿Sobre qué aspectos?

Muchos son aspectos confidenciales de las terminales de proyectos nuevos. Respecto a buses eléctricos

¿Qué oportunidades hay de fabricar buses eléctricos en el país?

Los colectivos y buses de media y larga distancia son en su mayoría de fabricación nacional con motorización convencional. Es una de las industrias con mayor cantidad integración nacional de componentes, partes y piezas, y de mano de obra capacitada.

La generación de un colectivo se puede dar por parte de una empresa que fabrique todo el vehículo completo, o también el armado por partes (la combinación de 2 empresas que intervinientes), una que el chasis (con el motor) y por otro lado fabriquen las carrocerías.

Las oportunidades de fabricación son muchas. Hay que adecuarse y establecer un plan a mediano plazo con un acompañamiento de varios sectores.. (la adaptación de rutas, de terminales de carga, los propios vehículos eléctricos para cada región).

¿Por ejemplo?

Deben estudiarse cuales convienen, la incorporación de Energías Renovables como fuente de energía, y la posibilidad de desarrollar las baterías de litio, etc.. Lo importante es que deben cumplir los requisitos de seguridad activa y pasiva, exigidos por el Ministerio de Desarrollo Productivo y el Ministerio de Transporte.

Hay muchas empresas que consultan y están trabajando para adaptarse al nuevo tipo de motorización, se deben generar las consideraciones a desarrollar los otros aspectos que son igual de fundamental como los laboratorios para baterías para este tipo de vehículos y desarrollo de proveedores locales para una mayor integración nacional.

¿Qué porcentaje de componentes locales podría integrarse?

En un primer análisis se puede estimar que se ira de menor a mayor. Hay comodities que en este momento son exclusivamente de importación. Pero si se trabaja generando un desarrollo de proveedores cumpliendo legislaciones técnicas para cada producto, se puede ampliar el margen del porcentaje de integración nacional en cada vehículo.

El sistema de acumulación de energía (baterías de litio) y sus controladores (software, electrónica) son dos aspectos que hay que intervenir para lograr una mayor integración nacional. Hay que pensar en las medidas de seguridad y de control para las baterías, los mecanismos de recambio.

Hay que relevar la vida útil de las baterías que ingresan al país ya sea dentro de un vehículo o como repuestos, para posterior analizar un plan de acción para la disposición final.

Diego Alberto Marino, Ing. Mecánico y Jefe del Departamento de Desarrollo para Industria de la Movilidad del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).

¿Se podría reconvertir la industria existente?

A grandes rasgos la respuesta es Sí, hay que considerar el plazo de implementación, la mano de obra calificada, las inversiones necesarias y los requisitos técnicos de cada pieza, de cada vehículo, para dar un producto de calidad.

Por otro lado, el RETROFIT viene muy fuerte…. Hemos sabido de algunos particulares que están reconvirtiendo sus vehículos con KITs que se están vendiendo.

¿Hay proyectos privados que estén analizando la reconversión?

Tenemos conocimiento de varias empresas están interesados en realizar el RETROFIT de buses y se encuentran analizando la posibilidad de diferentes unidades de negocio a diferente escala, con integración de piezas nacionales (powertrains, baterías, carrocerías, etc.)

¿Qué rol tiene el INTI en la mesa de trabajo conformada por el Gobierno para analizar el tema?

El rol de INTI es muy importante. Somos un referente con más de 60 años en Argentina. Actualmente, formamos parte del Ministerio de Desarrollo Productivo. Contamos con un fuerte arraigo en la industria nacional y somos reconocidos internacionalmente. Tenemos técnicos capacitados en diversas áreas y una red que de trabajo que llega a todas las regiones del país.

¿Qué propuestas está acercando a esta mesa interministerial?

Estas mesas están siendo recién conformadas, nosotros como siempre en todas las mesas, acercamos el conocimiento que tenemos a partir de nuestro vínculo con las empresas y particularmente las Pymes y las normativas requeridas y necesarias para desarrollar un sector seguro y confiable para la población.

Volver al Home

Buscador

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages