Portal Movilidad
Por Portal Movilidad
[email protected]

Julio Clavijo, Jefe de Unidad de Energías Renovables y Electromovilidad de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles de Chile, recalcó que al momento Chile es el único país en regular las terminales de carga.

Y especifica que es un proyecto pensado en cinco niveles: componentes físicos, comunicación estándar en los sistemas de carga, información sobre las normativas de carga, función del Estado en el control y los distintos actores en los modelos de negocios.

“Estandarizamos los conectores para que los vehículos eléctricos puedan circular libremente sin inconveniente de carga, para eso es fundamental un protocolo de comunicación. Todos los cargadores que quieran instalarse en Chile primero deben ser autorizados por la Superintendencia”, dijo Clavijo.

En Chile, las terminales de autoservicio de acceso público deben tener modo de carga 3 o 4 con corriente alterna o continua con al menos 22 kw. Mientras que las electrolineras están obligadas a tener ambos modos de carga, así como AC y DC.

Las empresas interesadas en instalar puntos de recargas lo podrán hacer en los espacios que decidan, pero con autorización previa del Estado para cerciorar que se cumpla con el protocolo de comunicación.

A grandes rasgos mencionó inconvenientes a evitar. Uno de ellos es la instalación de puntos de recarga que terminan no siendo compatibles con los vehículos que se importan de Estados Unidos, Europa y China. Por ello la importancia de los protocolos de estandarización.

Se estudiaron los hábitos de los usuarios de vehículos eléctricos dado que son diferentes a los convencionales. Hoy en día quiénes tienen autos eléctricos cargan donde tienen oportunidad independientemente del porcentaje que le falte de batería, a diferencia del conductor del auto tradicional que llena el tanque cuando tiene menos de la mitad.

A raíz de esto, hizo hincapié en lo importante que es que las redes públicas sean puntos de carga rápida: “No es viable que un usuario esté cuatro horas en una electrolinera cargando batería, para eso lo hace en su casa”.

La Jefa de la Unidad de Transporte Eficiente del Ministerio de Energía de Chile, Daniela Soler, dijo que para hacer posible este proyecto lo principal fue definir como política pública el transporte eléctrico y estudiar qué es lo más conveniente para el país en base a otras experiencias.

“Tenemos la ventaja de ‘ver el futuro’ y aprender de los errores de otros países para estudiar técnicamente qué es lo más conveniente para el nuestro. Esto implica trabajo en paralelo con los ministerios de Transporte, Energía y Medioambiente”, comentó.

Sobre una posible cooperación con otros países de Latinoamérica indicó que están a disposición las normativas y que sería una gran oportunidad para mover el mercado y definir una estrategia de electromovilidad en conjunto.

Esta presentación se dio en marco del webinar “Interoperabilidad de las redes de carga” organizado por MOVE.

Volver al Home

Buscador

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages