Portal Movilidad
Por Portal Movilidad
[email protected]

Tesla estaba en conversaciones avanzadas para utilizar baterías LFP de CATL (300750.SZ) que no contienen cobalto -uno de los metales más caros en las baterías de vehículos eléctricos (EV)- en los automóviles fabricados en su planta de China.

Según indica Reuters, el documento no proporciona el nombre del fabricante de la batería. Tesla no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.

De acuerdo a datos publicados por la agencia de noticias Bloomberg el Tesla Model 3 ya es el auto eléctrico más vendido con aproximadamente 530 mil unidades entregadas en todo el mundo.

La creación de Elon Musk sacó el primer puesto del podio al Nissan Leaf, tal como se esperaba de acuerdo a las proyecciones que venía mostrando en las distintas plazas.

Cabe destacar que el resultado se logró en muy poco tiempo: empezó a fabricarse en 2016 y recién en 2018 llegó a muchos países de Europa, uno de los principales mercados.

Cuándo el fabricantes californiano anunció el lanzamiento a las concesionarias, recibió 135.000 reservas tan solo en las primeras 24 horas.

Los eruditos destacan que fueron sus prestaciones las que sedujeron a miles de consumidores: ofrece la opción de motor dual, tracción en todas las ruedas, frenos y rines de gran desempeño de 20” y suspensión baja para control total en todas las condiciones climáticas.

Cuenta con un alerón de fibra de carbono que mejora la estabilidad a altas velocidades, lo que permite que acelere de 0 a 100 km/h en tan solo 3.4 segundos.

Incentivos en China

El gobierno chino había anunciado planes en 2015 para poner fin a los subsidios este año, pero dijo en marzo que los extendería, lo que generó expectativas positivas en la industria.

China ha establecido un objetivo para que los vehículos eléctricos no contaminantes, que también incluyen híbridos enchufables y vehículos de pila de combustible de hidrógeno, representen una quinta parte de las ventas de automóviles para el año 2025, en comparación con el 5% actual, a los fines de reducir la contaminación y desarrollar fabricantes locales.

Según el nuevo plan, el gigante asiático ampliará las subvenciones para la compra de vehículos eléctricos no tripulados hasta 2022, y las exenciones de impuestos sobre las compras durante dos años.

Sin embargo, los subsidios se aplicarán sólo a los coches de pasajeros que cuesten menos de 300.000 yuanes (42.376 dólares). En tanto, es probable que esto excluya a los vehículos eléctricos de alta gama como los construidos por BMW y Daimler de Alemania.

Los sedanes Modelo 3 de Tesla Inc. fabricados en China, mientras tanto, tienen un precio actual de 323.800 yuanes antes de las subvenciones, lo que significa que el pionero de los coches eléctricos de EE.UU. tendrá que reducir el precio para poder acogerse al plan.

China, en principio, reducirá los subsidios en un 20% en 2021 y en un 30% en 2022, ratificó el ministerio de finanzas.

Pero no reducirá los subsidios a los vehículos eléctricos no tripulados comerciales para fines públicos este año.

China es el mercado automovilístico más grande del mundo, donde se vendieron más de 25 millones de vehículos, incluyendo 1.2 millones de NEVs, el año pasado.

El gobierno aumentará los requisitos para el rango de conducción y la eficiencia energética de los coches que califican para los subsidios, dijo el comunicado.

También agregó que las autoridades apoyarán la venta de coches con baterías intercambiables, una tecnología que ha sido perseguida por los fabricantes chinos de vehículos eléctricos Nio Inc y BAIC BluePark.

Además, cuando las autoridades compren vehículos para uso gubernamental, darán prioridad a la compra de vehículos eléctricos no tripulados, añadió.

La nueva política es efectiva desde el 23 de abril.

«Esta ampliación de las subvenciones dará a la industria un apoyo a largo plazo, pero es poco probable que tenga un gran impacto en las ventas a corto plazo», analizó Cui Dongshu, secretario general de la Asociación de Automóviles de Pasajeros de China (CPCA).

Los fabricantes de automóviles mundiales, incluyendo Volkswagen (VOWG_p.DE), General Motors y Toyota están aumentando la producción de vehículos eléctricos en China para cumplir con las regulaciones gubernamentales más estrictas.

Las ventas de vehículos eléctricos no tripulados se contrajeron por noveno mes consecutivo en marzo y disminuyeron en más del 50% con respecto al año anterior, según datos de la Asociación China de Fabricantes de Automóviles (CAAM), ya que la demanda de vehículos se desplomó debido a la crisis del coronavirus.

 

Volver al Home

Buscador

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages