Ayelén Portaluppi
Por Ayelén Portaluppi
[email protected]

El vehículo eléctrico proveniente de San Luis, Argentina, es para 4 pasajeros, con asientos traseros totalmente rebatibles, velocidad de 65 km por hora con una autonomía de 100 km. El tiempo de carga es de 8 horas. Por el momento, la batería es de plomo, pero se está trabajando para implementar litio.

Se encuentra en pleno proceso de certificación y homologación, pero desde la marca ya trabajan para tener una planta totalmente operativa con el objetivo de entregar unidades al público en diciembre.

Juan Manuel Baretto es el presidente de la empresa y brindó detalles en exclusiva a Portal Movilidad. “Nos adelantamos al paso de la presentación de la página web porque se filtró una foto en las redes sociales de unas pruebas que hicimos”, confesó.

“Pensamos un primer lote de 100 coches. Después de ese número serán a pedido, dejas las especificaciones en la página web y en 90 días te llega”, comentó.

Esperanzado con lograr insertar el primer centenar en San Luis explicó: “En Argentina, las municipalidades tienen la potestad para permitir la circulación de los vehículos. San Luis tiene el antecedente de haber habilitado los camiones de doble acoplado antes que Nación, entonces existe la posibilidad de que podamos comercializarlo aquí rápidamente”.

La partida inicial puede incrementar ya que en el momento en que esté certificado se abrirá una lista de espera para los interesados. “Si se anotan 200 entonces el primer lote será de ese número. Estamos en condiciones de cumplir sin realizar un esfuerzo extra ni mayor inversión”, aseguró.

La primera etapa será de venta nacional para garantizar la solvencia técnica de manera que siente un precedente y así buscar proyección a nivel internacional, seguramente arrancando por Latinoamérica.

El precio está establecido en 10 mil dólares. Baretto destacó que lograr un bajo costo final fue un objetivo que se propusieron a la hora del diseño. Respecto a la red de comercialización adelantó: “Estamos negociando con concesionarias. Todo va a depender de que acepten los márgenes para venderlo al público a ese precio”.

En este sentido, refirió que también se entablaron conversaciones con tres bancos interesados en el proyecto. Sobre el posible plan de pago dijo: “La idea es que financien el 70% del valor de la unidad hasta en 60 cuotas. Buscamos un esquema en que el precio sea ajustable al valor del combustible”.  Es decir, con una cuota estándar sin subvenciones, se podría comprar en 60 cuotas de 12 mil pesos.

Según explicó la intención es salir del esquema de compra tradicional donde se va a la concesionaria y se elige entre los modelos y colores disponibles. “Queremos hacer una línea full custom pensada en el cliente punta a punta”, aseguró.

Por partes

El vehículo tiene chasis autoportante importado de China y probado por otras marcas, por lo que el proceso de ensamblaje se realizará en la planta de Coradir en San Luis. “Contamos con 5 mil metros que anteriormente se usaban para armar computadoras. Nos quedó grande y por eso se pensó este proyecto aquí, para ocupar los metros ociosos”, admitió el ejecutivo puntano.

Si bien la carrocería elegida es utilizada también por otras empresas, el referente de Coradir señaló que, en este caso, el valor agregado es la electrónica y la batería.

“Tito” es de carga lenta, ideado para conectarse en cualquier enchufe estándar sin necesidad de torres de carga ni pilares inteligentes, por lo que la infraestructura no sería un limitante para su uso. Es un auto para circular dentro de la ciudad a 65 km por hora como máximo y con 100 km de autonomía. “En las 8 hs que dormís, el coche recupera el 100% de la carga”, expuso.

En la carpeta presentada para la homologación incluye batería de plomo, aunque está muy avanzado el desarrollo con litio, de manera que, si el proceso demora es posible que finalmente se comercialice con esta última.

 

Volver al Home

Buscador

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages