Marianela Taborelli
Por Marianela Taborelli
[email protected]

Algunos países de Latinoamérica están trabajando en regular las tarifas eléctricas para beneficio de los usuarios de movilidad eléctrica. Tal es el caso de Perú o Chile.

Uruguay, por el contrario, cuenta con tarifas con señales horarias, como consecuencia de una política que intentaba dar señales de precios a los consumidores de manera de orientar la demanda en los horarios que hay menos costos en la red.

Aquella regulación que data de aproximadamente 25 años y está vigente hasta la actualidad “da unas condiciones muy favorables para la movilidad eléctrica”, asegura Diego Bentancur,  jefe del proyecto Movilidad Eléctrica de UTE.

“Tenemos hace muchos años tarifas con señales horarias con un precio muy conveniente en la madrugada que es el momento en que uno espera que se carguen los vehículos eléctricos”, comentó Bentancur a Portal Movilidad.

La franja horaria a la que refiere el profesional se corresponde entre las 00 horas y las 7 de la mañana. Además el servicio que proporciona la compañía estatal de energía eléctrica permite doble contratación de potencia, esta característica también es vista como incentivo a la electromovilidad.

En este país, para las cargas se utiliza una tarifa de movilidad eléctrica que fue definida por el Poder Ejecutivo en el denominado pliego tarifario.

“Nuestra mirada es desarrollar la movilidad eléctrica en el país para aprovechar las condiciones que hay en energías renovables como oportunidad para descarbonizar el transporte”, cuenta Bentancur. Estas acciones se inscriben dentro del programa de UTE de redes inteligentes.

La experiencia del transporte público eléctrico

Uruguay está dando pasos importantes en la electrificación del transporte público. Para ello por un lado, Montevideo cuenta con una flota de taxis eléctricos y los servicios de movilidad compartida están aceptando choferes propietarios de vehículos eléctricos.

Por otro lado, en la capital circulan 31 unidades de e-buses. La ciudad de Las Piedras cuenta con otra unidad y en breve se incorporarán dos más.

“Hay que buscarle la vuelta para que pueda llegar a otras partes del país esta tecnología donde ya haya transporte colectivo que puedan incorporar unidades eléctricas”, confía el jefe del proyecto Movilidad Eléctrica de UTE.

Será un desafío poder electrificar este servicio en el interior donde las empresas y el sistema no son tan fuertes. La cuestión principal a superar es el tamaño de la inversión que implica.

Las barreras que pueden existir para la implementación de e-buses son variadas: financieras, de garantías, de infraestructura de carga, de formato de la unidad según la necesidad, entre muchas otras.

Sin embargo, se destaca que hubo empresas ubicadas fuera de la capital que mostraron interés por el subsidio que ofrece actualmente el Estado en la compra de las unidades.

“Hay que tratar de ver algún instrumento adecuado para pequeñas empresas”, comenta Bentancur consultado por el tema y agrega sobre las repercusiones en Montevideo: “La experiencia ha sido muy positiva, los operadores están conformes con el funcionamiento de los vehículos y los usuarios mucho más”.

Volver al Home

Suscríbete al Newsletter

Suscríbete para recibir novedades, ofertas especiales, noticias tecnológicas e invitaciones a nuestros exclusivos eventos.

Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Paises

Buscador

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Buscador