Ayelén Portaluppi
Por Ayelén Portaluppi
[email protected]

El Gobierno lanzó a consulta pública un borrador de la nueva ley de incentivos fiscales y no fiscales para promocionar vehículos eléctricos, cuyo plazo finaliza hoy, luego de 40 días.

Según supo este medio, la información recolectada será analizada la próxima semana en una reunión del comité institucional que congrega a representantes de todos los actores involucrados.

Este grupo de expertos busca definir el articulado de la Ley de incentivos fiscales y no fiscales para la movilidad eléctrica, en conjunto con el sector privado.

“La prioridad está en las flotas estratégicas: autobuses, flotas del gobierno y privadas e incentivos específicos para los particulares. Se está por presentar a ley en los próximos meses”, aseguró Jorge Rivera, secretario de Energía de Panamá.

Fue a través un live de Instagram, red social que eligió para comunicar sobre la situación del sector en el país, abierto a responder consultas.

En dicha transmisión, el funcionario aseguró que existen investigaciones en proceso que estarán listas en los próximos meses que permitirán proponer una ley de movilidad eléctrica que involucre los ajustes a las leyes de eficiencia energética.

Existe una brecha significativa entre el costo inicial para un vehículo eléctrico y uno similar en combustión interna pero, según destacó Rivera, para 2025 ambos tipos de carros podrían alcanzar el mismo valor.

Ante esta proyección, resaltó la importancia de entender cómo se compran los automóviles, dado que la mayoría lo hace con financiamiento a través de instituciones.

“Ya tenemos a las más grandes instituciones motivadas para entrar a financiar que han participado del desarrollo de la estrategia de movilidad eléctrica. Incluso algunos ofrecen hipotecas para la compra de vehículos eléctricos”, puntualizó.

En este sentido agregó: “Es importante el rol de los bancos para impulsar la movilidad eléctrica.  Pero, por supuesto, el Estado debe hacerlo con el ejemplo, con flotas que deben ir incrementándose a lo largo de los años y generando demanda”.

Haciendo referencia a la importancia de la estrategia gubernamental al igual que la ley de incentivos, consideró: “Es una hoja de ruta para que las empresas y ciudadanos que deban adaptarse tengan la oportunidad de hacerlo”.

Se detuvo en ese punto y ejemplificó con la instalación de electrolineras en otros países de la región: empresas que distribuyen combustible diésel y gasolina, construyeron islas para cargar vehículos eléctricos.

Respecto a la situación actual sostuvo: “Estamos en el proceso de penetración e inclusión de vehículos, hay que ir en paralelo con la infraestructura pública”.

Infraestructura de carga, otra normativa

En Panamá se cuenta con 10 puntos de recarga gratuitos, debido a grises de la ley que regula el sector eléctrico. A futuro, el funcionario explicó que es necesario aplicar modificaciones a la legislación para permitir la comercialización de la energía por otros actores que no sean las distribuidoras.

Dado que en Panamá por definición de la Ley 6 que regula el sector eléctrico desde 1997 solo las distribuidoras pueden comercializar energía eléctrica, la normativa sobre infraestructura de carga para vehículos eléctricos quedará pendiente para un nuevo proyecto que Rivera busca resolver hacia fines de este año o comienzos del próximo.

Buenas perspectivas

Rivera reconoció que en los próximos meses habrá un impulso: “La crisis del covid-19 fue un propulsor para la transición energética, la movilidad sostenible y la movilidad eléctrica. Son grandes herramientas y palancas para la recuperación económica”.

Con el foco siempre en una estrategia integradora reiteró: “Se trata de tener un proceso de adaptación en el que tenemos que preparados como sector empresarial, sociedad y autoridades en un plazo de 10 años”.

“La movilidad eléctrica no se trata de cambiar un millón de carros a combustión por un millón de vehículos eléctricos. Es parte de un proceso que es la movilidad sostenible. Son varios años de incorporar cambios en el que se planifica el transporte público para que sea de calidad, cómodo, eficiente, regular y continuo”, reflexionó el secretario.

También indicó: “El gran pendiente es la generación de energías limpias y renovables aplicada a la movilidad, no solamente terrestre, barcos y aviones generan fuentes importantes de gases de efecto invernadero”.

Panamá discutirá este mes nueva ley de movilidad eléctrica y el foco del Gobierno está en el financiamiento

 

 

 

Volver al Home

Buscador

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages