Ayelén Portaluppi
Por Ayelén Portaluppi
[email protected]

Chile tiene la flota de buses 100% eléctrica más grande de América Latina. El objetivo del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones (MTT) con la última licitación es renovar una flota aproximada de 2.030 buses que representará más del 62% de las unidades en circulación en Santiago.

En Colombia está en proceso la licitación para la incorporación y operación de 1.295 buses para el sistema de transporte público de pasajeros de Bogotá.

Eduardo José Moreno, ex Subsecretario de Transporte de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en 2008-2009 y actual presidente de una consultora de movilidad, consultado por Portal Movilidad sobre la situación en Argentina menciona: “Falta mucho tiempo para que tengamos flotas de buses eléctricos. No hay miras de decisiones políticas, empecemos con que hay proyectos en el Congreso y no son tratados”.

“Si el Gobierno da un primer impulso habrá muchos interesados en las ciudades medianas por la magnitud de los recorridos. Si se llega a un acuerdo de normativas básicas, se puede comenzar por aquí y con rapidez”, indica.

Asimismo, argumenta: “En Capital es más difícil. Si bien hay recorridos que quedan dentro de los límites de la ciudad, la gran mayoría sale a la provincia y se cruzan las tres jurisdicciones (nacional, provincial y municipal). También está la infraestructura pobre y no es viable que haya una para unidades a combustión y otra para eléctricos”.

Hasta agosto del corriente año, La plataforma E-Bus Radar marcó un total de 88 vehículos eléctricos con 68 trolebuses y 20 estándares, repartidos en 4 ciudades: Córdoba con 40 trolebuses; Mendoza 18 estándares y 8 trolebuses; Rosario, 20 trolebuses; Buenos Aires, 2 estándares. Las emisiones de CO2 evitadas por año son de 3,17 kt.

No obstante, Moreno refiere: “Caemos en iniciativas privadas o decisiones aisladas tomadas por municipios y provincias y eso conspira contra el avance generalizado de la electromovilidad y más en los buses”.

Por lo tanto, explica que, aunque una empresa tenga la intención de hacer el recambio de su flota, depende de que el Gobierno haya establecido una normativa que establezca los puntos operativos, técnicos y de seguridad y por otra parte los beneficios fiscales.

En paralelo está la necesidad de la creación de una estrategia nacional para tomar a la movilidad sustentable como política de Estado la cual involucre en una primera instancia por lo menos a las universidades para brindar capacitación y a los bancos con financiamiento.

Además, el experto comenta que, dada la situación del país, todo va a depender de las facilidades de importación o de la instalación de plantas de fabricación, y de la transferencia de conocimiento en tecnologías para no depender del mercado externo ni para repuestos, reparaciones o actualización tecnológica.

“Las pruebas pilotos son relativas. Se hacen cuando existen dudas y se afinan detalles antes de invertir. Hoy lo que hay que realizar es analizar los casos de chile y Colombia y ver cómo adaptar e implementar. Pero siempre es volver a la base, es tener protocolos propios y consensuados”, afirma el ex funcionario.

En tanto concluye: “En Argentina la electromovilidad es un sueño dorado cuando en el resto del mundo está probando los coches autónomos. Esta falta de estrategia alcanza a la salud, educación y sistema energético”.

Volver al Home

Suscríbete al Newsletter

Suscríbete para recibir novedades, ofertas especiales, noticias tecnológicas e invitaciones a nuestros exclusivos eventos.

Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Paises

Buscador

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Buscador