Portal Movilidad
Por Portal Movilidad
[email protected]

Hasta entonces la compañía tenía dos vehículos a batería. Ahora, con seis autobuses en funcionamiento, el vehículo está contribuyendo aún más a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, lo que equivale a la plantación de 2058 árboles al año. Cada autobús deja de emitir 110 toneladas/año de CO2 a la atmósfera.

Los autobuses en funcionamiento en Brasilia son el modelo D9W de la carrocería BYD Marcopolo y tienen hasta 250km de autonomía. Silenciosos, con aire acondicionado y con piso bajo, los autobuses ofrecen más comodidad y seguridad a los usuarios que un vehículo convencional.

La recarga total de las baterías lleva cuatro horas. Según el instructor de la compañía, los conductores de Jonatas Moura reciben un entrenamiento constante. «No hay ruido, ni calor, ni cambios de marcha. De esta manera, el conductor se cansa menos», garantiza.

Marcello Von Schneider, director de la división de autobuses de BYD Brasil, habla de la importancia de las ciudades en la adopción de políticas verdes. «Invertir en la movilidad eléctrica es una forma efectiva de tener un gran impacto en el medio ambiente y en los costos de las empresas», destaca.

Y agrega que «los vehículos comerciales son responsables de un gran porcentaje de la contaminación en las ciudades. Por lo tanto, la sustitución por energía limpia no sólo mejora la calidad del aire en las ciudades, lo que repercute directamente en la salud de la población, sino que también hace que las empresas de autobuses tengan un menor costo de funcionamiento».

BYD es pionera en Brasil en la fabricación de autobuses 100% eléctricos alimentados por baterías. Con una fábrica instalada en Campinas, la línea de producción es responsable del montaje de autobuses estándar de piso alto (D9A), de piso bajo (D9W), de Midi Bus (D7M) y de chasis de 22 metros (D11B).

 

Volver al Home

Buscador

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages