Gaston Fenes
Por Gaston Fenes
[email protected]

Costa Rica es uno de los pocos países de Latinoamérica que más ha trabajado para desarrollar movilidad eléctrica, lanzando el “Plan Nacional de Transporte Eléctrico 2018-2030” (Descargar), que propone concretos de mediano plazo, apoyado en los lineamientos que marca la Ley N° 9518, con similar desafío.

A marzo de 2020, Eric Orlich, presidente de la Asociación Costarricense de Movilidad Eléctrica (ASOMOVE) asegura que el mercado refleja importantes avances, gracias a los incentivos que plantea la normativa vigente y a las iniciativas de actores privados que acompañan el proceso de expansión.

Al finalizar febrero de 2020, los datos del Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE) indican que circulaban 2,578 vehículos eléctricos.

“El gran éxito de la electromovilidad es quitar impuestos”, asegura Orlich, en una entrevista para Portal Movilidad. El dirigente entiende que es un incentivo determinante para que el precio al usuario resulte atractivo respecto de un auto tradicional.

Por eso, valora el gesto de las autoridades por seguir reglamentando beneficios fiscales y de circulación para la movilidad eléctrica.

“La ley plantea exonerar, por ejemplo, a los repuestos, pero aún no han sido instrumentados”, precisó. Aunque reconoce que “es un detalle dentro de algo muy grande y muy bueno que se está haciendo”.

“Para estimular la movilidad eléctrica se recomendaba a las municipalidades no cobrar el peaje y parquímetro pero todavía lo cobran”, agregó como punto pendiente a ser aplicado.

¿Se podrá obtener la reglamentación en 2020? Orlich es optimista, en base al interés que encuentra por parte de las autoridades: “Está por salir la reglamentación”, confirmó.

Incentivos

El artículo 9 la Ley 9518, explica que los vehículos eléctricos “se beneficiarán de la exoneración del impuesto general sobre las ventas, el impuesto selectivo de consumo y el impuesto sobre el valor aduanero”, según lo indicado en la siguiente tabla:

En cuánto a la infraestructura de carga, Orlich valora que se han instalado en poco tiempo otros 25 cargadores rápidos. “Vamos muy bien pero nos falta la mitad. Estamos trabajando estos temas con el Gobierno”, destacó Orlich. Cabe destacar que todo el país está conectado con estaciones de carga para vehículos eléctricos, tal como se releja en la siguiente placa.

Cuestión de tiempo

El desarrollo del mercado de la movilidad eléctrica seguirá su curso en los próximos años. “En tanto en las personas conozcan la crisis climática y los efectos gravísimos que van a venir a corto plazo se facilita el cambio. Tenemos clara la necesidad”, confía el presidente de ASOMOVE.

El desarrollo del transporte eléctrico responde a las políticas energéticas contenidas en el VII Plan Nacional de Energía (PNE), al compromiso país de avanzar hacia la descarbonización de la economía establecido en el Plan de Acción de la Estrategia Nacional de Cambio Climático (ENCC) y en la Contribución Nacionalmente Determinada de Costa Rica (NDC, siglas en inglés).

Volver al Home

Buscador

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages